La era multicloud

La era multicloud en el 2022

Las necesidades de la transformación digital y la globalización de los negocios marcan la pauta del uso de esta tecnología. Hoy en día, las organizaciones están implementando esquemas de múltiples Nubes ya que al combinar operaciones on-premise con servicios y aplicaciones que corren en diferentes Nubes, las empresas capturan los beneficios de cada plataforma y mitigan así los inconvenientes que una u otra infraestructura puede presentar.

La masificación de esta tendencia está próxima, ya que cada vez más empresas están tomando ventaja de ambientes multicloud o híbridos para optimizar sus operaciones y ser más ágiles en la respuesta a las demandas del mercado. Con todo, en estos entornos es más complejo administrar y monitorear eficientemente la infraestructura de disponibilidad, lo que podría vulnerar la entrega de servicios en la forma en que las áreas de negocio la esperan.

En este escenario, la recuperación ante desastres (DR) tradicional se ve totalmente rebasada, pues además de ser costosa ofrece objetivos y tiempos de punto de recuperación (RPO y RTO, respectivamente) que se quedan muy por debajo de los niveles óptimos requeridos.

El esquema multi-nube permite implementar una verdadera continuidad empresarial que, además de reducir costos, garantiza el acceso a datos y aplicaciones en cualquier Nube. Una estrategia recomendada sería mantener los datos de producción on-premise, donde están seguros mientras se mejora el rendimiento del sistema; las snapshots de lo que está en disco y en las máquinas virtuales, almacenadas en la económica y escalable Nube pública, y los datos más sensibles, como los historiales financieros de clientes, respaldados de forma segura en la Nube privada.

Finalmente, es preciso considerar las mejores prácticas de disponibilidad en Nubes múltiples, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Optimizar el respaldo con la Nube y la regla 3-2-1. Los negocios con una estrategia multi-nube están en la posición ideal para ejecutar esta regla, consistente en tener al menos tres copias de datos, dos de ellas locales en medios distintos, y una remota.
  • Mantener el control y protección de los datos. Sin importar si se emplean modelos como SaaS, IaaS o una combinación, es crucial contar con protección contra eliminaciones accidentales, interrupciones o ataques maliciosos en la Nube.
  • Replicar y migrar aplicaciones y datos dentro de la Nube. En una iniciativa multi-nube, es probable que se cuente con aplicaciones nacidas en la Nube, de forma que replicarlas para asegurarse de recuperar los datos asociados a ellas es vital, para garantizar que estarán operando aún en caso de tiempos de inactividad inesperados.
    Si deseas conocer más información sobre ello no dudes en contactarnos para brindarte la asesoría o servicio que necesita

¡NO TE QUEDES ATRAS Y APROVECHA LOS BENEFICIOS DE LA NUBE!

Agenda una videoconferencia gratuita con un experto en Cloud.

Asegurar la continuidad de la operación mediante soluciones DRP

Aumenta la productividad mediante herramientas de colaboración en la nube

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

¡DEJANOS UN MENSAJE!